martes, 1 de agosto de 2017

Arroz con Leche

En tantos años de fogón en fogón, particulares y profesionales, se ha ido forjando ese lema tan mío que digo continuamente: "cada casa, una receta. Y todas son auténticas y originales". No obstante, hay cosas cuya correcta elaboración depende de las proporciones y de los tiempos de cocción. El Arroz con Leche es una de ellas. Independientemente de que a cada cual le guste más o menos dulce; más o menos duro; más o menos reposado; más o menos frío; más o menos espeso. Incluso con diferentes terminaciones o detalles de sabor... lo cierto es que, si no lo hemos elaborado nunca y nadie nos explica cuales son las cantidades y tiempos medios a utilizar, ni siquiera nos atrevemos a intentarlo.


Hay quien lo "manteca" con nata, quien lo sirve caliente, quien lo sopletea con azúcar, quien lo especia. Ufff... ¡Hasta yo misma lo elaboro con un sabor que me parece muy especial!



Pero mi propuesta es la del Arroz con Leche "perfecto". El que debería gustarnos a todos, matemático, práctico,  fácil y sin complicaciones. Detalles aparte. Para que todos lo intenten (que sale, segurísimo), y después cada cual le de su toque. Esta es la receta:




Ingredientes:


  • Medio litro de leche,
  • 50 grs. de arroz redondo común,
  • 65 grs. de azúcar blanquilla común
  • medio palo de canela,
  • dos tiras de piel de limón
  • canela molida para espolvorear.




Procedimiento:

Para sacar las tiras de piel de limón, lo debemos lavar concienzudamente, si es posible, con un cepillo que tengamos expreso para esos menesteres, y luego obtener unas lascas de la piel con el pelapatatas, asegurándonos de que no nos traemos nada de lo blanco, porque nos amarga ésta y cualquier otra elaboración.


Ponemos en un cazo, preferiblemente de más diámetro que altura de fondo, la leche con el palo de canela y la piel de limón, y lo llevamos al fuego. Cuando rompa a hervir, añadimos el arroz, removiendo muy bien, hasta que vuelva a romper a hervir. En ese momento, bajamos el fuego y dejamos cocer 20 minutos, destapado, y removiendo de vez en cuando para que no se apelmace y no se pegue. 

Al cabo de este tiempo, agregamos el azúcar, removemos hasta su disolución y cocemos 10 minutos más, pasados los cuales, retiramos del fuego.


Inmediatamente, pasamos a una fuente o a unos vasitos para su reposo. En éstos últimos, nos saldrán unas 5 raciones de 100 grs., o cuatro de 125grs. 

Le damos reposo y, cuando esté algo atemperado y empiece a tomar consistencia, le espolvoreamos la canela molida. 

Consumimos a temperatura ambiente. Debe salirnos similar a este:



Costes: Es una elaboración muy económica. Sus materias primas tienen un coste de menos de 1 €. 

Valores Nutricionales medios por cada 100 grs.: 126 kCal.; 20 grs. de Proteínas; 18'45 grs. de Grasas y 74,47 grs. de Carbohidratos, de los cuales son simples 31'47 y complejos 43.

Alérgenos:  Lactosa

No hay comentarios:

Publicar un comentario